esRadio Albacete

QUIRÓNSALUD REANUDA EL PROGRAMA SOLIDARIO CON PACIENTES CARDIACOS DE BURKINA FASO TRAS EL PARÓN POR LA PANDEMIA DE COVID

IMAGEN: QUIRÓN SALUD

    El Hospital Quirónsalud Albacete ha reanudado tras la pandemia de Covid el programa solidario destinado a pacientes cardíacos de Burkina Faso con la intervención quirúrgica realizada por el doctor Gonzalo Aldámiz a dos pacientes afectados por graves patologías cardíacas, concretamente a Hipolite, un joven de dieciséis años y Abdoulaye de treinta y cinco años. Tras la estancia prevista en la UCI del centro sanitario albacetense han sido dados de alta y completará su recuperación en las instalaciones de la Institución benéfica Sagrado Corazón.

“Hemos intervenido quirúrgicamente a dos pacientes de Burkina Faso afectados de graves patologías cardíacas. Hipolite, un joven de dieciséis años que tenía problemas en las válvulas del corazón como consecuencia de las fiebres reumáticas que le impedían asistir al colegio y hacer una vida normal y Abdoulaye, de treinta y cinco años, casado y padre de dos hijos que no podía desarrollar su profesión de vendedor como consecuencia de una patología congénita en el corazón que le impedía realizar su vida normal para sacar adelante a su familia compuesta por su esposa y dos hijos y además estaba en una situación ya crítica porque se ahogaba. Al primero de ellos se le han colocado dos válvulas y al de mayor edad le hemos corregido el problema de su corazón que tenía de nacimiento. Ya han sido dados de alta y pasarán su postoperatorio quirúrgico entre el hospital Quirónsalud Albacete y la institución benéfica Sagrado Corazón”, afirmó el doctor Gonzalo Aldámiz.

Son ya un centenar de personas procedentes de Burkina Faso las que han sido operadas de corazón en la última década en el Hospital Quirónsalud Albacete a través del proyecto solidario Esperanza para corazones africanos que el Dr. Gonzalo Aldámiz-Echevarría, Jefe de Servicio de Cirugía Cardíaca, dirige junto a la Fundación Recover.

Esta iniciativa solidaria está dirigida a personas, principalmente población infantil y juvenil, con distintas patologías cardíacas sin posibilidad de tratamiento en su país de origen, que han encontrado a través de este circuito solidario una oportunidad para salvar su situación. El doctor Aldámiz explicó también que estas intervenciones son necesarias para solventar las consecuencias en el corazón de haber padecido fiebres reumáticas con afección cardíaca, subrayando que esta enfermedad “es una infección bacteriana, cuyos gérmenes se depositan en diferentes órganos, entre ellos el corazón. En África es una epidemia que no tienen posibilidades de prevenirla y por supuesto no pueden tratar las consecuencias que se derivan.. Estas intervenciones permitirán que estos ciudadanos burkineses puedan incorporarse a su vida habitual, que estaba muy deteriorada como consecuencia del problema que le impedía asistir al colegio y la otra persona hacer vida normal”.

Ahora pasarán un mes en Albacete en la Institución Benéfica Sagrado Corazón para asistir a las curas diarias en hospital Quirónsalud y si todo va como está previsto a finales de este mes viajarán a sus domicilios en Burkina Faso. Los dos jóvenes manifestaron que se encuentran bien agradeciendo al mismo tiempo la asistencia del doctor Aldamiz y de los profesionales de hospital Quirónsalud Albacete.

“Nos encontramos muy bien tras la operación. Gracias al Hospital Quirónsalud Albacete, al doctor Aldamiz y tantos profesionales sanitarios que nos han tratado y a los que estamos muy agradecidos. Daré testimonio en mi país de todo lo que hacen por nosotros, porque estamos muy necesitados”, aseguró Abdoulaye, uno de los pacientes operados.

 

se ha contado con una maravillosa red de voluntarios encabezada por Conchi Tomás, a la que ya todos llaman Mamá África. Además, en la operación de Judith y Talato ha sido fundamental la colaboración de la empresa Medtronic, mediante la aportación de unas válvulas que les han sido implantadas. Todos ellos son y han sido eslabones fundamentales en el proceso de recuperación de cada uno de los pacientes que llega a nuestro país”, añadió la responsable de Recover.

“La filosofía de nuestra organización es apostar por el desarrollo de los sistemas sanitarios en origen, sin embargo, muchas veces los hospitales con los que trabajamos en África no disponen de los medios, conocimientos y profesionales sanitarios para realizar intervenciones especializadas. En la Fundación Recover Hospitales para África, ONG española y laica, trabajamos desde el año 2007 por mejorar la asistencia sanitaria en África del oeste, y acercarla a la población, través del desarrollo de sus hospitales”, afirmó Nery Villalobos.

 

“Nuestro modelo de trabajo consiste en ayudar a pequeños centros sanitarios africanos a funcionar de forma profesional como hospitales sin ánimo de lucro. Se trata de colaboraciones a largo plazo (5-7 años) en la que por un lado rehabilitamos las infraestructuras y les dotamos de equipamiento básico, y por otro, hacemos mucho esfuerzo de formación al personal local a todos los niveles, tanto sanitario como de gestión, dando apoyo técnico continuado durante todos los años que dura el proceso. Actualmente colaboramos con tres hospitales en Camerún (Saint Martín de Porres en Yaoundé, Saint Dominique en Djunang, y Monavebe en Sangmelima) que, desde su puesta en marcha, han atendido a más de 342.722 pacientes. Junto con nuestra actividad principal, llevamos a cabo colaboraciones en áreas específicas de otros hospitales en Camerún y en países como República Democrática del Congo o Burkina Faso. Asimismo, desarrollamos un Programa de Atención y Tratamiento de pacientes africanos en España y un proyecto pionero de telemedicina aplicada a la cooperación al desarrollo, Salud 2.0, que conecta médicos españoles con profesionales africanos”, expuso Villalobos.

 

 

 

 

 

 

Compartir: