esRadio Albacete

La reforma interior del edificio de la Estación Municipal de Autobuses avanza a buen ritmo y permitirá abrirla a toda la ciudadanía con nuevos servicios y comercios

La reforma interior de la Estación Municipal de Autobuses avanza a buen ritmo, y una vez finalizadas las obras, se abrirá a toda la ciudadanía con nuevos servicios y comercios. Así lo ha explicado el alcalde, Emilio Sáez, tras visitar los trabajos que se están acometiendo en el interior del edificio, acompañado del concejal de Movilidad Urbana, José González, y del gerente de la Empresa Municipal de Infraestructuras y Servicios de Albacete (Emisalba), Enrique Espinosa.

Esta obra fue adjudicada por un presupuesto de 717.014 euros, IVA incluido, y se ha solicitado una subvención al Gobierno de España, dentro del Programa de Impulso a la Rehabilitación de Edificios Públicos de entidades locales (Pired Local) con cargo a los fondos Next Generation, para conseguir el 80% del coste total de la inversión.

El plazo de ejecución de esta intervención es de seis meses, por lo que en los primeros compases de 2023 la Estación Municipal de Autobuses estará renovada al 100%, tanto interior como exteriormente.

Nuevos ventanales

El alcalde ha recordado que una vez que se finalizó la obra del exterior y del patio de dársenas de la Estación Municipal de Autobuses, “hemos iniciado las obras interiores del edificio de esta infraestructura de transporte terrestre, dando comienzo en septiembre con la demolición de las paredes, y se han abierto varios ventanales a la plaza y a la calle Federico García Lorca, se trata de rehabilitar este antiguo edificio construido en los años setenta del pasado siglo”.

Con esta reforma interior, se pretende crear nuevos espacios con actividades diversas “que le den dinamismo a la Estación Municipal de Autobuses y al propio barrio”, ha subrayado Sáez Cruz, quien ha recordado que también se va a instalar la Oficina Municipal de la Energía “para asesorar a los ciudadanos y ciudadanas en todo lo referente a facturas de consumos energéticos, así como ayudas para la instalación de autoconsumo o la promoción y ayuda para constituir comunidades energéticas”.

Una vez que finalizó la primera fase de demolición del interior del edificio, las empresas que resultaron adjudicatarias de espacios comerciales ya están realizando trabajos en los locales para ponerlos en funcionamiento al mismo tiempo que finalicen las obras generales de la Estación Municipal de Autobuses. Además, cuando esté más avanzada la obra, se procederá a licitar de nuevo los espacios que todavía no han sido adjudicados. En este sentido, hay que recordar que cinco espacios ya están comprometidos.

Paneles solares

De la misma manera, los locales comerciales podrán instalar paneles solares en la azotea del edificio, “lo que puede ser muy interesante a la hora de ahorrarse consumos eléctricos, además de ser más eficientes y sobre todo, negocios que utilizan energías limpias como la energía solar”. También, en las próximas semanas se va a mejorar la instalación eléctrica del edificio para adaptarlo a la normativa actual de infraestructuras de transporte y que tendrá que aprobar el Consejo de Administración de Emisalba.

El alcalde ha agradecido a las empresas de transporte y al personal de Emisalba “su paciencia y ayuda”, pues actualmente están prestando su actividad en instalaciones provisionales, “pero es evidente que tras estos inconvenientes momentáneos se le va a devolver a la Estación Municipal de Autobuses la actividad y dinamismo que perdió, y que comienza a recuperar gracias a la reforma exterior, que ha dotado a la zona de una nueva plaza para el disfrute de vecinos y vecinas, y otro cambio sustancial ha sido la eliminación del muro que separaba el patio de dársenas de la calle, ahora es un espacio abierto, visible y más seguro”.

“Una vez esté concluida esta infraestructura tendremos una puerta más que digna que dará la bienvenida a quien nos visita y que dejará una imagen más moderna de nuestra ciudad”, ha concluido el primer edil.

Compartir: