esRadio Albacete

La AECC y el Ayuntamiento de Albacete trabajan por una ciudad más saludable y libre de humos

 

Con la llegada del Día Mundial Sin Tabaco el día 31 de mayo, la Asociación Española Contra el Cáncer, AECC, representada por su presidenta María Victoria Fernández Martínez y el Ayuntamiento de Albacete, firmarán un acuerdo para llevar a cabo el proyecto “Espacios sin humo”. Éste tiene el objetivo de trabajar en la creación de ambientes libres de la exposición al humo nocivo del tabaco tradicional y/o electrónico en espacios abiertos de uso público y colectivo, poniendo el foco en la protección de la salud de las personas menores de edad.

“Hoy el Ayuntamiento de Albacete da un primer paso en la iniciativa dando visibilidad a estos espacios con la instalación de señales en las 120 marquesinas de la localidad, con el objetivo de facilitar un espacio libre de humo en las paradas del transporte urbano y ofreciendo información para dejar de fumar”, ha explicado el concejal de Movilidad Urbana, José González, añadiendo que esta campaña tendrá un impacto en más 3.000.000 viajes anuales.

“Con esta medida se evita que la población siga siendo involuntariamente fumadora pasiva contribuyendo a disminuir a largo plazo, muertes prematuras y enfermedades crónicas, entre ellas el cáncer”, ha subrayado la presidenta de la AECC en Albacete, apuntado que con ello se impulsa la creación de espacios de ocio y/o trabajo en zonas exteriores sin tabaco y vela por la salud pública anticipándose a la obligatoriedad de la Ley, cooperando así en la consecución de las metas de la Comisión Europea de reducir los fumadores a menos del 5% en 2040.

En este sentido, la concejala de Atención a las Personas, Juani García, ha señalado que “el Ayuntamiento de Albacete su sumará a todas las iniciativas que tienen como finalidad tener una sociedad más sana y saludable”, a lo que José González ha añadido que “en esta ciudad trabajamos para reducir el humo en el más amplio sentido”, ha indicado el edil haciendo alusión a la reducción del humo de los vehículos con la creación de zonas peatonales.

El tabaco mata y su humo, también

El consumo de tabaco es la primera causa de muerte prevenible. Cada año, en el mundo, fallecen más de 8 millones de personas a causa del tabaco de las cuales 7 millones lo han hecho por consumo directo y alrededor de 1,5 millones no se habían encendido un cigarro. Sólo en España, el tabaco mata cada año a más de 50.000 personas siendo el responsable del 30% de todos los casos de cáncer y de hasta 20 tipos distintos como el del pulmón, laringe, páncreas, vejiga, esófago o hígado.

La relación directa entre consumo de tabaco y cáncer está más que asumida por la sociedad, pero ¿qué pasa con el humo del tabaco? La población no percibe el riesgo de desarrollar cáncer cuando inhalas este humo tóxico. Sin embargo, está demostrado que este humo provoca cáncer ya que contiene más de 70 sustancias cancerígenas. Y no, el humo no se esfuma al aire libre. En el 100% de los espacios públicos donde hay menores hay restos de humo de tabaco perjudiciales para la salud como, por ejemplo, en el 95% de las terrazas, en el 46% de los accesos a los centros escolares o en el 43% de los parques infantiles. Un último dato: una colilla apagada continúa desprendiendo un 14% de nicotina durante al menos 24 horas.

Los menores, indefensos frente al humo del tabaco

Las personas menores de 12 años son una población muy vulnerable y están indefensos frente al humo del tabaco. El 72% están expuestos a este humo, de los cuales el 43% lo está en espacios públicos, ya que 9 de cada 10 fumadores fuma delante de ellos.

 

Las consecuencias para la salud son obvias: multiplican el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón en la edad adulta, pero en el corto plazo tienen un 50% más otitis, un 30% más de infecciones respiratorias y un 20% más de crisis asmáticas. Ampliar los espacios libres de humo es proteger su derecho a no enfermar y desnormalizar el consumo de tabaco, la segunda sustancia tóxica más consumida entre los 14 y los 18 años.

 

Una campaña para movilizar a la sociedad

En España todas las personas deberían tener las mismas oportunidades para prevenir el cáncer y no es así. Para corregir esta situación, facilitar la adopción de hábitos de vida saludable y poner freno al impacto del tabaco, sobre todo en los menores, la Asociación Española Contra el Cáncer lanza una campaña de movilización social en todo el país. El objetivo es liberar espacios emblemáticos del humo del tabaco como el parque de El Retiro en Madrid, la Plaza Mayor de Salamanca, la Ciudad de las Artes de Valencia o las Lagunas de Ruidera en Ciudad Real. Esta campaña recabará firmas de la ciudadanía que posteriormente se presentarán a los distintos ayuntamientos y que servirán también para reclamar la ampliación de la actual Ley Antitabaco Hasta 44 espacios emblemáticos podrían verse libres de humo de tabaco con el apoyo social. El Retiro en Madrid, la plaza de Zocodover en Toledo, las Lagunas de Ruidera en Ciudad Real, la calle Larios en Málaga, la plaza de Santa María en Jaén, la muralla de Ávila, las playas de Gijón, el parque de la Ciutadella en Barcelona, el Espolón de Logroño o los jardines del Alcázar en Segovia, por poner solo algunos ejemplos.

 

 

Compartir: