esRadio Albacete

Este 24 de marzo el estudiantado vuelve a salir a las calles contra la Reforma Educativa.

 

Tras las movilizaciones estudiantiles del 18 de noviembre, que supusieron una primera respuesta unitaria a la LOSU y la LCU, vamos un paso más allá. Este 24 de marzo vaciamos aulas y nos concentraremos a las 12.30h en la Dirección Provincial de Educación (Albacete) para plantarle cara a una Reforma Educativa que pone a punto cada rama en consonancia con las actuales necesidades de las empresas. En Enseñanzas Medias, la ya aprobada LOMLOE se constituye como una ley de facto continuista: maquillando los aspectos más controvertidos de la LOMCE, pero desarrollándose en las mismas coordenadas privatizadoras. En Formación Profesional, el proyecto de ley orgánica generaliza, a través de la modalidad dual, la disposición por parte de las empresas de mano de obra estudiantil infrarremunerada. En universidad, la LOSU avanza en la mercantilización educativa reforzando el papel de las empresas en distintos planos. Se refuerza el papel del Consejo Social y se consagran mecanismos como la modalidad dual que, también en esta rama, nutren a las empresas de mano de obra barata. Además, la reforma universitaria se dota de la LCU como coraza que reprima y criminalice la legítima protesta estudiantil: la LCU nos amordaza. Las estudiantes decimos basta a las condiciones de vida y de estudio que nos imponen. Protestamos a lo largo de todo el país llevando por bandera una serie de reivindicaciones transversales:

1. Paralización de la Ley Orgánica del Sistema Universitario Español (LOSU) y derogación de la Ley Orgánica de Ordenación e Integración de la Formación Profesional (LOOIFP). La elaboración de las próximas leyes orgánicas de Universidad, FP y Enseñanzas Medias tendrán que partir del sentir de las asambleas y sindicatos.

2. Laboralización de las prácticas curriculares y extracurriculares a nivel de condiciones de convenio colectivo. ¡No seremos mano de obra gratuita para las empresas!

3. Derogación de la LCU y democratización de la Universidad. Los órganos y márgenes de representación son limitados a la hora de hablar de verdadera participación de las estudiantes, a lo que se le suma una Ley de Convivencia Universitaria con la que se endurecen las sanciones a la protesta.

4. Gratuidad total del sistema educativo a todos sus niveles y diseño de un sistema de becas-salario que impida que las estudiantes de extracción popular se vean abocadas al abandono prematuro de sus estudios.

5. Fuera las empresas de la educación. Apostamos por una educación totalmente pública como condición de posibilidad para una educación en igualdad. En esta misma línea, exigimos aumento de la financiación a la educación pública a todos sus niveles y corte de la financiación de la educación privado-concertada.

6. Bajada de las ratios en las enseñanzas medias a 20 estudiantes por clase, aumento generalizado de las plazas públicas en grados de FP y mejora de sus recursos.

7. ¡No a la guerra! No nos situemos bajo banderas ajenas, los pueblos no tienen nada que ganar en guerras imperialistas. Digamos no al envío de armas, ¡hay dinero para guerra y gasto militar y no para educación pública!

8. Protección del patrimonio lingüístico y cultural de todos los pueblos.

9. ¡No queremos elegir entre estudiar y pagar la luz o el alquiler! Exigimos las medidas necesarias para que la vivienda y el suministro eléctrico sean verdaderos derechos del pueblo trabajador y no mercancías con las que bancos, fondos buitre y eléctricas se llenan los bolsillos.

10. ¡Atención pública a la salud mental! El acceso a terapia debe ser gratuito y universal. Exigimos personal y recursos para la sanidad pública. Este 24M, ¡Huelga General contra la reforma educativa del capital!

Compartir: