esRadio Albacete

Efectivos del escuadrón de Caballería de la Guardia Civil refuerzan la vigilancia en el campo de las campañas agrícolas

El subdelegado del Gobierno, Miguel Juan Espinosa, acompañado por el teniente coronel de la Comandancia de Albacete, Jesús Manuel Rodrigo, han visitado esta mañana a los miembros del Escuadrón de Caballería, procedentes de la localidad madrileña de Valdemoro, que se han desplazado hasta Albacete con el fin de reforzar la vigilancia en el campo de las campañas agrícolas.

 

               Nota de Prensa

En el marco de los servicios que la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete tiene activados en toda la provincia, en relación con las campañas agrícolas de recolección de productos hortofrutícolas,  se va a contar como en años anteriores, con el refuerzo del Escuadrón de Caballería del Cuerpo, considerado como una unidad especialmente idónea para las tareas de vigilancia y control, dadas las características en las que se desarrollan estos servicios.

 

La presencia de la Guardia Civil a caballo se inicia con las labores de recolección de ajo y cebolla y continuará con el resto de las campañas durante el verano.  

Los efectivos del Escuadrón de Caballería de la Guardia Civil vendrán a complementar los servicios que ya prestan las patrullas de Seguridad Ciudadana o del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), en las zonas de cultivo y en los municipios cercanos en coordinación con la Inspección de Trabajo y el Cuerpo Nacional de Policía, según lo establecido en la Junta Provincial de Seguridad.

El subdelegado del Gobierno, Miguel Juan Espinosa ha dado la bienvenida a los componentes de esta unidad a Albacete y se ha interesado por el equipamiento y formación de esta unidad, así como por  las características de la prestación de este servicio de vigilancia, que cuenta con años de experiencia en este tipo de tareas en otros territorios como ocurre con la campaña de cítricos en la comunidad valenciana o en Andalucía y Castilla-La Mancha, con la recogida de la aceituna.

Espinosa ha subrayado que la finalidad de estas tareas de vigilancia tiene, entre otros cometidos, garantizar los derechos de los trabajadores y la legalidad de  las condiciones pactadas en los contratos laborales, velar por las condiciones de habitabilidad y salubridad de los alojamientos de los temporeros, y el cumplimiento de las normas de protección establecidas frente al COVID-19.

 

 

Compartir: