esRadio Albacete

REVISIÓN EN LA INTENCIÓN DE COBRAR EN LAS AUTOVÍAS

 

El Gobierno nacional plantea poner en marcha a partir de 2024 una modificación en el precio de los peajes en todas las como parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Un planteamiento que ha hecho llegar por escrito a Bruselas y sobre el que se manifestaba este viernes, 7 de mayo, el consejero de Fomento, Nacho Hernando.

Al respecto puntualizaba que en el texto se especifica que esta medida se llevará a cabo “si hay consenso político y social”. Además también se acogía a las palabras de la ministra Carmen Clavo, quien declaraba que “esto sería algo que no se le pasará por la cabeza al Gobierno mientras haya dificultades económicas en el bolsillo de las familias españolas”.

“Creo en la Constitución Española donde se establece que los impuestos deben ser progresivos y proporcionales”, sostenía el consejero. De este modo añadía que “los peajes no tienen este planteamiento de ser progresivos y no tienen en encuesta las particulares situaciones económicas de sus usuarios”.

Por todo ello consideraba Nacho Hernando que “debe ser un planteamiento a revisar” y veía “difícil que reine el suficiente consenso político y social”, de cara a la aprobación de esta medida propuesta por el Gobierno nacional.

De llegar a aprobarse, sostenía que “no es algo que vaya a ser fácil de poner en marcha”, poniendo de manifiesto que “más allá de las palabras hay que valorar al Gobierno por sus hechos como el levantamiento del peaje en el Arco Mediterráneo o en Cataluña”. Pese a ello recordaba Hernando que “nosotros no pretendemos ser más pero no nos podemos conformar con ser menos porque también tenemos problemas y dificultades”.

Así hacía una radiografía de la situación de la red de carreteras de la región y apostaba por la “creación d aun tercer carril en la A-31”, pero planteaba propuestas alternativas que generen un menor coste al Gobierno. De este modo proponía “la posibilidad de alargar la concesión en un determinado número de años de la empresa que conserva ese tramo de la A-31 y que a cambio sea la propia empresa la que asuma la inversión, sin necesidad que tener que financiarlo a través de peajes”.

Además indicaba que “la opción de crear un tercer carril en la A-42 para que no haya problemas de movilidad se puede solventar con la utilización de la P-41 que tienen menos del 10% del tráfico que soporta la A-42”, y añadía que esta medida sería posible “si se pudiera eliminar ese peaje”, siendo una solución “a corto plazo”, detallaba. La llegada del cercanías a Illescas, o que pare en Seseña”, son medidas de apoyo y que fomentarían el uso de transporte colectivo.

“Existe una promesa para construir una variante para la A-2 a su paso por Guadalajara”, recordaba, pero consideraba que “no creo que España esté en estos momentos para asumir grandes obras”. Así exponía que “ese dinero debería destinarse a pymes, pequeño comercio, autónomos y trabajadores”. 

Sin embargo ponía sobre la mesa “otra alternativa” que es “eliminar el peaje de distintos tramos de la R-2”. Concluía que “el Gobierno tiene en su mano decisiones para conseguir hacer aún más útiles algunas de las infraestructuras que ya tenemos hechas y que podemos disfrutar y a las que podríamos sacar muchísimo más provecho”.

Compartir: