esRadio Albacete

La tauromaquia y la solidaridad se darán la mano de nuevo el 7 de mayo en el XXXII edición del Festival Taurino a beneficio del ‘Cotolengo’

IMAGEN : AYUNTAMIENTO DE ALBACETE

El Ayuntamiento de Albacete hace público el cartel que se ha conformado para el XXXII Festival Taurino a beneficio de la Institución Benéfica del Sagrado Corazón, conocida popularmente como ‘Cotolengo’, y que tendrá lugar el próximo sábado, 7 de mayo, a las 18.00 horas, recuperando su tradicional fecha.

Ese día, saldrán al ruedo tres matadores de Albacete, Rubén Pinar, Miguel Tendero, y Sergio Serrano, quienes ya actuaron en la anterior edición, que se celebró en noviembre. Comparten cartel con dos novilleros de la tierra, José Fernando Molina y Jesús Moreno, y con el alumno de la Escuela Taurina de Albacete, Francisco José Mazo.

Una vez más, este Festival Taurino a beneficio del Cotolengo es posible gracias a la implicación altruista de matadores y novilleros de Albacete, que siempre han tratado con cariño esta cita, igual que las ganaderías de toda España.

El haber incluido a jóvenes novilleros de Albacete en esta edición del Festival Taurino del Cotolengo, es un gesto de apoyo al escalafón de novilleros.

En próximos días, se darán a conocer las ganaderías que se lidiarán en este festival y se pondrán a la venta las entradas, para animar a la ciudadanía a participar en este evento taurino y, sobre todo, solidario.

El Festival Taurino del Cotolengo alcanza su edición XXXII, después de haberse celebrado ininterrumpidamente, con la única excepción del 2020, año en el que la pandemia impidió su organización. El propósito de este Festival Taurino, que siempre apoyó el maestro Dámaso González, no es otro que recaudar fondos que ayuden al sostenimiento de la Institución del Sagrado Corazón.

La Asociación Benéfica del Sagrado Corazón lleva a cabo su labor en Albacete desde hace más de medio siglo, actualmente, asistida por hermanas de Nuestra Señora de la Consolación y personas voluntarias, que hacen posible la atención de las cerca de 30 personas en situación vulnerable que viven en su residencia y el comedor social que ofrece a diario desayunos y comida caliente a quien lo necesita.

 

Compartir: