esRadio Albacete

La Policía Local de Albacete participa en la campaña de la DGT para controlar el uso del cinturón de seguridad y los Sistemas de Retención Infantil del 11 al 17 de este mes

En la misma campaña del año pasado, la Policía Local de Albacete inspeccionó 12.103 vehículos, detectando 64 infracciones, 39 de ellas cometidas por conductores y el resto por pasajeros. Las infracciones por este motivo están catalogadas como graves, con una multa que asciende a 200 euros y la pérdida de 4 puntos del permiso de conducir para el conductor del vehículo

La Policía Local de Albacete se suma, como es habitual, a la campaña especial de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre Cinturón de Seguridad y Sistemas de Retención Infantil (SRI) que se desarrollará del 11 al 17 de este mes, intensificándose los controles por distintos puntos de nuestra ciudad.

El objetivo de esta campaña es que tanto los conductores como el resto de ocupantes de los vehículos hagan un uso adecuado del cinturón de seguridad, así como de los Sistemas de Retención Infantil, ya que el cinturón de seguridad está considerado el sistema de seguridad pasiva más efectivo, un auténtico seguro de vida, que protege tanto de salir despedido del habitáculo, como de impactar contra el parabrisas o el asiento delantero, al tiempo que minimiza las heridas en caso de colisión, reduciendo en un 50 por ciento el riesgo de muerte en caso de accidente.

En este sentido, cabe recordar que el airbag no es eficaz si no se complementa con la utilización del cinturón de seguridad, ya que ambos están pensados para funcionar de forma complementaria.

Desde la Policía Local de Albacete recuerdan que es obligatorio el uso del Sistema de Retención Infantil en niños y niñas con una altura inferior a 1,35 metros (alrededor de 12 años de edad) y recomendable en menores hasta que midan 1,50 metros. En ningún caso se puede llevar al menor en brazos, ni compartir el mismo cinturón de seguridad para protegerle.

Los Sistemas de Retención Infantil deben de ir colocados preferentemente en los asientos traseros de los vehículos y solo en el caso de imposibilidad, en el asiento delantero derecho. Es necesario asegurarse de que la silla está bien instalada y adaptada al reposacabezas y que los arneses estén regulados a medida que el niño o la niña vaya creciendo.

Las infracciones por este motivo están catalogadas como graves, con una multa que asciende a 200 euros y la pérdida de 4 puntos del permiso de conducir para el conductor del vehículo.

La Policía Local de Albacete insiste en la importancia de no bajar la guardia en los trayectos cortos, recordando que en el recorrido entre el centro escolar y la vivienda familiar es en el que se acumula el mayor número de estas conductas de riesgo.

Compartir: