esRadio Albacete

El teatro Circo de Albacete estrena su nueva iluminación

El Ayuntamiento de Albacete y la Diputación Provincial han estado presentes este miércoles en la reapertura del Teatro Circo, tras su remodelación y se han podido admirar las mejoras realizadas, como la nueva iluminación.

Después de unos cinco meses cerrado para ser sometido a distintos trabajos de mejora, el Teatro Circo de Albacete ha reabierto sus puertas en un acto simbólico en el que, junto al presidente de la Diputación, han intervenido tanto el alcalde de la ciudad, Vicente Casañ, como el director de este legendario espacio (y gerente del Consorcio Cultural Albacete), Ricardo Beléndez, quien ha explicado el detalle de las obras acompañándoles a un viaje ‘a las entrañas’ de este espacio inigualable

El Teatro Circo de Albacete ha abierto sus puertas, este miércoles 12 de mayo, tras unos cinco meses cerrado al público; un tiempo durante el que este emblemático espacio se ha remozado con diversas obras que han mejorado sus ya imponentes (y únicas) cualidades. 

Un momento, sin duda, especial, que no ha querido perderse el presidente de la Diputación Provincial, Santi Cabañero que ha estado acompañado por la vicepresidenta Amparo Torres y que, junto a al alcalde de la ciudad, Vicente Casañ, y al propio director del teatro, Ricardo Beléndez, ha tenido ocasión de recorrer las instalaciones e incluso de sumergirse (casi literalmente) en ‘el corazón y las entrañas’ de este marco incomparable, comprobando el resultado de unas actuaciones que suponen, como ha subrayado Cabañero, “un importante paso adelante en elmantenimiento, conservación y modernización que viene a demostrar que este lugar está vivo y que evoluciona acompasado a las transformaciones de la sociedad para que la ciudadanía pueda disfrutar en su seno de de la cultura en mayúsculas”.

Con este acto, compartido con distintas personas que han asistido en representación de distintas instituciones y colectivos de Albacete, se ha dado por concluidas las obras abriendo paso a, desde este próximo viernes, unos días de ‘puertas abiertas’, en los que, quien lo desee, podrá conocer con detalle las reformas realizadas y, al mismo tiempo, disfrutar de una exposición (promovida por el Consorcio Cultural Albacete) en la que se combinan carteles y objetos antiguos que conforman “un auténtico recorrido por la historia de este teatro”.

Un espacio que Cabañero ha descrito como “un emblema cultural para toda la provincia y por el que el conjunto de la sociedad albacetense siente un enorme orgullo, y en el que nuestros vecinos y vecinas pueden disfrutar de espectáculos de primer nivel, equiparables (por calidad y novedad) a los que se ofertan en cualquier gran capital del mundo”.

     Cabañero resalta la férrea unión, institucional y social, en torno al Teatro Circo de Albacete

“Hace apenas una semana, este lugar copaba titulares porque se constituía la Mesa de Seguimiento que trabajará por su merecida declaración como Patrimonio de la Humanidad. Hoy, se seguirá hablando de él, porque vuelve a abrir sus puertas tras las reformas que, desde noviembre pasado, lo han venido ‘poniendo a punto’…” ha señalado el dirigente provincial, quien ha subrayado que “éste es, sin duda, uno de esos ‘lugares con alma’ que desprenden algo especial, tanto en el fondo como en la forma: una joya arquitectónica única que hoy, más que nunca, mira al futuro con un optimismo que, desde aquí, llega a cada rincón de la provincia”.

Felicitando al Ayuntamiento de Albacete (personificándolo en la figura de su alcalde) y al equipo del Teatro (capitaneado por Beléndez), Santi Cabañero ha explicado que estas actuaciones de mejora son una muestra palpable de un compromiso común con el Teatro Circo de Albacete como gran protagonista, ”algo digno de reseñar – ha añadido- porque, lamentablemente (y de esto saben mucho personas sin las que esto hoy tampoco sería posible, como Javier-López Galiacho, o el propio Pérez Castell), hubo tiempos en los que, como tierra, estuvimos a punto de perder una parte que nos hubiera dejado culturalmente huérfanos para siempre…”.

Reiterado la mano tendida de la Diputación dentro de su pleno compromiso con la Cultura y con cada símbolo que contribuya a hacer provincia, el presidente ha explicado que por ello desde la institución que encabeza no se ha dudado en, desde el primer momento, “sumarse a esa petición que, a buen seguro, llegará a buen puerto y convertirá a este Teatro Circo en Patrimonio de la Humanidad”, ha reiterado.

     Apostando por la seguridad, la cultura recobra paulatinamente el pulso en el presente marco de pandemia

Tras un año muy complicado marcado por la pandemia de la COVID-19, Cabañero ha reseñado también que esta reapertura coincide en el tiempo con la recuperación paulatina de cierta ‘normalidad’ (y, con ella, del incremento de los aforos, también en materia cultural, siempre bajo todas las condiciones que vienen haciendo gala de que la Cultura es segura si se la dota de los medios para que lo sea. “Recuperar el ‘pulso’ de la cultura siempre es una buena noticia (especialmente, para un espacio como éste, acostumbrado a vibrar con los aplausos de un público y sin el que, de alguna forma, notamos que nos falta algo…)”, ha afirmado.

No obstante, en la medida en la que ha sido posible, se ha intentado que las actividades culturales siguieran llenando de arte y de talento Albacete. Un trabajo en el que también ha estado la Diputación, por ejemplo, disponiendo el Teatro de La Paz para algunas de esas actividades mientras en este espacio se realizaban las obras de remodelación y, como ha recordado el presidente, con el apoyo inestimable para ello del propio Ministerio de Cultura (que facilitó en todo momento que lo que en un principio se había programado con su implicación para este Teatro Circo, pudiera trasladarse allí manteniendo esa oferta en Albacete).

Poniendo nuevamente en valor lo esencial de trabajar desde la unión para “construir todo aquello que nos propongamos”, el dirigente provincial también ha tenido palabras de agradecimiento hacia quienes, con su mecenazgo, han apostado por mantener viva la llama de la cultura, brindando su apoyo a la causa en unos meses tan complicados para el sector como estos que han transcurrido.

“Quienes, hace más de un siglo, soñaron un edificio descomunal para una pequeña ciudad, sentaron las bases para que hoy nosotros y nosotras nos debamos, como sociedad, seguir haciéndolo grande sin dudar, porque el Teatro Circo de Albacete será un elemento determinante para el progreso y el desarrollo de la provincia”, ha concluido Cabañero.

Las reformas, que han comprendido el cambio del sistema de rodaje de la pista del circo para que se pueda montar y desmontar de manera más fácil y ágil, así como la renovación y el equilibrado de la pista de madera y la renovación del sistema de climatización y ventilación del teatro, han concluido coincidiendo con la recuperación paulatina de la actividad cultura y el incremento de los aforos, “una buena noticia para un espacio como éste, acostumbrado a vibrar con los aplausos de un público entusiasta que sabe que decir Teatro Circo es sinónimo de las mejores actuaciones”, ha indicado Cabañero, quien no ha dudado en asegurar que el Teatro Circo es “el buque insignia de la cultura en la provincia”.

 

También se levantó la pista para trabajar en la mejora de sus rodamientos. Se ha dotado si cabe de más belleza a esta joya arquitectónica que el Ayuntamiento quiere ahora que sea declarado como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

Compartir: