esRadio Albacete

Desarticulada una organización criminal dedicada a la inmigración irregular con fines de explotación laboral en La Roda

La red ilegal empadronaba inmigrantes marroquís en viviendas en las que no residían, para posteriormente regularizar su situación en territorio nacional, a través de un procedimiento de arraigo. La organización criminal contaba con la colaboración de una empresa de trabajo temporal de la provincia que daba de alta a trabajadores irregulares con la identidad de los regulares.

La investigación se inició en agosto del 2021 cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de dicha organización criminal. Los agentes identificaron a las personas que formaban el entramado delictivo, las cuales ostentaban cada una de ellas diferentes roles. A los integrantes se les ha imputado delitos de favorecimiento de la inmigración irregular, usurpación de estado civil, falsificación de documento público y explotación laboral, entre otros.

Además de los detenidos e investigados, la Guardia Civil identificó a 11 personas en situación irregular, que se encontraban alojadas en diferentes viviendas de la organización. Estas personas eran utilizadas, no sólo para tareas agrícolas, sino también para realizar trabajos de reforma en las propias viviendas de los detenidos, descontándoles por estos servicios el precio del alquiler de las viviendas donde se alojaban.

Modus operandi

Esta organización criminal empadronaba a inmigrantes marroquís en viviendas en las que no residían, para posteriormente regularizar su situación en territorio nacional, a través de un procedimiento de arraigo. Durante el tiempo en el que permanecían en situación irregular, la organización custodiaba la documentación de estas personas y les facilitaba los datos y, en ocasiones, copia de la documentación de otros ciudadanos marroquís que residían legalmente en España para que la utilizasen en caso de que fuesen identificados. Además, estas identidades eran las que se usaban para contratarlos, principalmente en tareas agrícolas, sometiéndolos a condiciones abusivas.

Durante las investigaciones, la Guardia Civil detectó como la red criminal, exigía a cada uno de los irregulares, una cantidad económica que oscilaba entre los 150 y 200 euros por empadronamiento y posteriormente les descontaban una parte de su salario una vez que eran contratados. Además, la organización contaba con infraestructura logística suficiente para disponer de varias viviendas en las que los iban alojando, para que su presencia no llamara la atención, cobrándoles también cantidades excesivas.

Estructura jerarquizada y multidelincuencial

El jefe de la organización desmantelada era el encargado de dar instrucciones concretas y precisas a los trabajadores en situación irregular. La red contaba con la colaboración de un encargado y un administrador de una empresa de trabajo temporal (ETT) que daban de alta a trabajadores irregulares con la identidad de los regulares. De esta forma incrementaban sus cotizaciones a la Seguridad Social y los miembros de la organización percibían una comisión por ello. 

La organización tenía un marcado carácter multidelincuencial y contaba con armas de fuego y/o simuladas, con las que pretendía llevar a cabo un robo a los miembros de otra organización en una supuesta transacción de efectos irregulares. Las diligencias, y los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de la localidad albacetense de La Roda.

Compartir: